Actividad

  • Alex ABADAL LIENAS ha actualizado una entrada en el grupo Logo del grupo ACTUALIDAD MUNDIALACTUALIDAD MUNDIAL hace 1 año, 8 meses

    INAUGURANDO LA PRIMAVERA CON LOS COLORES VIVOS DEL ALMA HERMOSA QUE SE ABRE – Las personas, no se hacen anarquistas… El ser humano nace Anarquista. El ciudadano que no se domestica permanece puro, intacto, íntegro. ANARQUÍA es la ausencia de influencia externa, la ausencia de doctrina y programación del Sistema. Me refiero a la ausencia del gobierno de otro, de la autoridad arbitraria impuesta por la fuerza.

    Las personas nunca tienen una “ideología política”. El ser humano dispone de opinión personal, de ideas propias, íntimas, y originales, además de una singularidad situada en su alma. La IDEOLOGÍA que se encorseta en una determinada marca y credo partidista de culto al líder y al esquema del organigrama, atenta contra la dignidad del ciudadano. La POLÍTICA que no resulta el arte de hacer posible todo aquello que es necesario, asesina la vida plena que merece ser experimentada. Hay una posibilidad de vibrar con todo lo genuino del ser, desde adentro, afuera, emergiendo con intensidad, para manifestarse en sociedad.

    No es la “libertad de expresión” lo que debe desplegarse en nuestros días, es la Libertad de Manifestación COMPLETA. Intoxicados por información constante, por datos contradictorios, por teorías opuestas que pelean por encabezar las listas de las tendencias populares, se limita la expansión de los dones naturales del individuo, se reduce la revelación de los talentos particulares de cada hombre y mujer del planeta. El estado salvaje y sin restricción, la honestidad y el coraje, tanto como el compromiso y la responsabilidad, se hacen urgentes.

    A menudo me digo que no lucho contra el Sistema. La única lucha que disfruto, es la acción constante que refleja la mejor versión de mí mismo, por consiguiente, mi único enemigo soy yo mismo. Soy mi mayor maestro. También soy mi magnífico discípulo. De otra manera sería absurdo. No. De ningún modo. Yo no tengo enemigos. Pero de tener enemigos, los verdaderos enemigos serían las personas buenas que callan y no hacen nada por mejorar el mundo. Aquellos seres humanos que violan la única prohibición que tiene sentido: nunca, jamás, bajo ningún concepto, dañar o perjudicar a otro ser vivo.

    Ellos y ellas, poblaciones enteras de autómatas que niegan su energía y su consciencia. Evitan la unidad y el bien común. Impiden el apoyo mutuo y la ayuda recíproca. Son habitantes que, aun disponiendo de la voluntad que distingue a los seres humanos de los animales, sucumben, amansados, ante las ilusiones del Sistema, perpetuando la esclavitud en la Tierra.

    Hay cuatro formas de ser y estar en sociedad….

    (I) Trabajar para otros, alquilando el tiempo y la energía, sometidos a los dictámenes ajenos, por una mísera paga y una vida plagada de precariedad.

    (II) Mendigando igual que víctimas incomprendidas, como seres marginales y olvidados que no producen nada de valor para la comunidad, y son una carga para todos los demás.

    (III) Robando deliberadamente bajo la excusa de la ley o el abuso de poder, provocando sufrimientos por doquier, insensibles y deshumanizados ante el prójimo.

    (IV) Emprendiendo actividades que propagan situaciones de alegría compartida y fraternidad, con la creatividad activada, y la innovación como solución.

    Esta última opción es muy simple, muy sencilla. Señalo la conducta que habla de cooperación, en vez de agresión. Una pauta peculiar por su fácil aplicación y rápida ejercitación, pues depende, exclusivamente, de cada uno de nosotros. Nada tienen que ver los Estados o las Religiones. Ninguna ley puede ir en contra de la soberanía legítima del ser humano, y, sin embargo, desde la publicidad y los medios, se habla de obediencia, desde la política y la justicia, se inventa el miedo, desde la policía y los ejércitos, se promueve el castigo.

    A mí se me hace incómodo este mundo de materialidad y vacío existencial. Lo confieso, se me hace difícil tanta frivolidad. Me sorprende que tantas personas no lean ni reflexionen. Me choca que no cuestionen el acontecer, ni analicen las situaciones que suceden. Aunque lo entiendo. Ellos y ellas, gozan del enredo de los objetos tecnológicos. La vanidad les parece más vital que sobrevolar por encima de los muros del laberinto de la ignorancia al encuentro de sus Principios. Pero sigo confiando en la oportunidad… La oportunidad existe, justamente aquí, en la encrucijada de la raza humana que proporciona la alternativa de la Sociedad Mejorada.

    Los enemigos nunca son quienes hacen el mal. Los verdaderos enemigos son aquellos que pudiendo hacer el bien, a sí mismos, y al resto de la comunidad, se cruzan de brazos, entretenidos con trivialidades. Te devora tu lado oscuro si persistes como Soldado del Sistema, cuya máxima es seguir acatando órdenes. En el dictado de las órdenes radica el primer signo de violencia. En el aceptar, y obedecer, está la agresión a uno mismo. Las consecuencias son nefastas para todos. Basta con revisar la realidad de nuestra civilización.

    Nunca antes pudo ser el anarquismo tan válido como lo es ahora. Hoy se necesita de la armonía entre el ciudadano y su alma. La vibración de la energía humana causa bondad, jamás egoísmo. El Ego es algo que se aprende, igual que el odio y la venganza. El amor desnudo de exigencias es una actitud, un estado de ánimo, un sendero que se transita sin arrogancia.

    La ANARQUÍA es un sentir absoluto cuando se descubre la función de su naturaleza genuina: liberar la energía del alma aprisionada por el Sistema.

    • La anarquía abarca tanto personas de buen corazón, humildes, como todo lo contrario, ME REFIERO A GENTE MALA MALA MALA DE VERDAD. La anarquía carece de leyes, de normas, de líderes, cada cual puede expresar o hacer lo que quiera sin que nadie pueda replicar o castigar nada. En el momento que dices que debe ser con buenos actos ya no es anarquía. El que no hace nada por cambiar y se deja gobernar por ladrones es cosa suya. Si viviremos en una anarquía se podría matar y robar sin que nadie pudiese impedirlo.

    • Pero Armando Stuart, querido, esta anarquía que señalas, y que dices “cada cual puede hacer lo que quiera sin que nadie pueda replicar o castigar nada”… no es la ANARQUÍA DEL ALMA a la que Alex ABADAL LIENAS se refiere, él habla siempre de una única ley natural cósmica necesaria en la Tierra: nunca dañar o perjudicar a otro ser vivo. Y fíjate que eso incluye a uno mismo, pues dañar a otro ser humano es al mismo tiempo dañar al conjunto de la raza humana. No expresar los principios humanistas fundamentales, es una forma de perjudicarse uno y perjudicar también al planeta y la sociedad. Lo que me sorprende es esto que dices… “Si viviremos en una anarquía se podría matar y robar sin que nadie pudiese impedirlo”… pues esto es justamente lo que está sucediendo en la actualidad y desde tiempos remotos, unos pocos, exprimen y abusan de la ciudadanía planetaria. Nadie está impidiendo a los poderosos, dueños del mundo, dañar y perjudicar a la población mundial, por consiguiente, deduzco que el Sistema es lo que tú llamas anarquía. Esta es mi opinión.

    • La MUTACIÓN hacia la mejor versión de nuestro mundo es fácil y efectiva, además de posible. Únicamente depende de la voluntad consciente que opera en la actitud y la conducta ciudadana. En este sentido es que la Economía de Cooperación que promulga la Moneda Social Digital Planetaria es viable y acertada. Alex Abadal Lienas es el padre del capitalismo humanizado, claro que sí, pero Método ENERGYS y su dispositivo, son la idea, transformada en herramienta de innovación social para el bienestar de la población general. La Anarquía del Alma es el camino, pues celebra los dones naturales y propaga los talentos personales. Estamos haciendo historia… escribiendo La Historia desde la base de las personas sencillas y ordinarias capaces de actividades extraordinarias. Vibramos… sigamos… saludos a todos y, un lema: ACTÚA DIFERENTE-ENERGÍZATE!!