Actividad

  • Alex ABADAL LIENAS ha actualizado una entrada en el grupo Logo del grupo ACTUALIDAD MUNDIALACTUALIDAD MUNDIAL hace 10 meses, 2 semanas

    Tras muchos años de investigación y reflexión, llego a esta conclusión, y, te soy franco, necesito tu opinión, porque no veo la luz al final del túnel.

    No se puede mejorar El Sistema desde a dentro. El Sistema te absorbe, y te corrompe. El Sistema sólo permite dos opciones posibles: víctima o verdugo. Nunca existe una opción intermedia que no sea agredir o ser pasivo. Por un lado el ataque y el conflicto. Por el otro lado el conformismo y la sumisión. Ambos lados son protagonistas. Uno alimenta al otro. Los dos se retroalimenta todo el tiempo. El Sistema grita: pisa a los demás o déjate pisar por los demás. No admite otra oportunidad que no sea la violencia y el sufrimiento.

    Los idealistas se mueren de hambre o se convierten en mártires de sus causas. Cualquier persona con amor y bondad o pensamiento crítico e ideas creativas que atentan contra el estatus de la élite, son rápidamente eliminadas del tablero de juego, pues rompen el equilibrio de El Sistema.

    El Sistema solamente permite un tipo de juego: la violencia. Lo hace bajo un concreto tablero de juego: el esquema piramidal de autoridad y abuso de poder desde la cúpula. Si respetas este esquema, siempre pierdes. Si lo que te agrada es la paz y la fraternidad, en vez de la pelea y la guerra, nunca ganas nada en El Sistema.

    El Sistema no valora la dignidad del ser humano. El Sistema derriba el libre albedrío del ciudadano. El Sistema destruye el potencial innato de cada hombre y mujer que habita el planeta.

    El Sistema dispone de reglas y creencias populares que influyen en la urgencia de respetar “lo establecido”, es decir, sus ilusiones de educación y justicia y democracia y salud. El Sistema impone la necesidad de Estados y Religiones y Mercados y, sobre todo, del Dinero, para que la población mundial se someta y se resigne a vivir de una forma determinada.

    El Sistema coloca organismos internacionales que están situados por encima de los gobiernos para controlar los acontecimientos mundiales y dirigir el curso de la historia de la raza humana, con el respaldo de la policía, los ejércitos y del diseño de dioses y profetas.

    Únicamente si tú estás acomodado en la cúpula, si mueves los hilos, te sientes poderoso. Eres poderoso gracias a la información privilegiada que pronuncia la presión sobre el resto de los seres humanos desprotegidos. Empiezas a disfrutar con “los beneficios del poder”, sin detenerte a evaluar las consecuencias de esa sensación tóxica que corrompe el alma. Quieres ser todavía más poderoso, y encuentras las herramientas adecuadas que programan la fuerza que debilita al resto de las personas indefensas.
    Ese poder, cae con fuerza hacia abajo. Es una fuerza dañina que se derrumba sobre la población o los socios en los negocios o los compañeros en las fábricas y oficinas o los amigos del club y la asociación o los vecinos a los que perjudicas para tomar ventaja para ti y tu familia. El nivel de infección del virus es impresionante. El virus del poder se contagia rápidamente. Es un virus que cae con mayor furia, cuanto más arriba estás en la cúpula de la pirámide.

    Te vuelves adicto. Practicas sin remordimiento ninguno, frío de sentimientos, vacío de consciencia y humanidad, abusando del resto de seres vivos en tu propio provecho, claro, pagando el precio: seguir fortaleciendo El Sistema. La norma es favorecer al grupo reducido de aquellos que están por encima de las leyes y los dogmas. Es así que puedes considerarte triunfador y una persona de éxito, que hace lo que quiere, cuando quiere y dónde quiere… Pero, realmente… ¿es esto ganar? Traicionar la consciencia de unidad y el bienestar general y la alegría compartida, ¿puede considerarse un triunfo?

    No se pueden alcanzar posiciones en la cúpula, a menos que dejes que El Sistema te inyecta la vacuna de El Poder, que no es otra cosa que una ambición desmedida exenta de la vibración del alma. El Poder sólo le sirve a quien asesina su consciencia. Personalmente, yo le tengo alergia al poder.

    La superación personal, el crecimiento individual y el desarrollo humano, son cuestiones que favorecen la propia evolución, y, por consiguiente, la mejora de la comunidad y la sociedad. Pero tiene que ver con la sabiduría intrínseca del ser humano, con sus dones y talentos, que jamás pueden ser coartados o condicionados por El Sistema.

    Tú puedes elegir ser títere toda tu vida, y dejar que otras personas “tiren de los hilos” diciéndote Qué Hacer, dónde y cuándo. Yo prefiero predicar en el desierto. Al menos estoy en armonía con la Naturaleza. La vitalidad del alma es ser fiel a los Principios, así como a la esencia que determina quiénes somos. Sin un significado en el acontecer y un propósito vital, no somos más que piezas que encajan en la maquinaria para que El Sistema continúe perpetuándose. Así la energía propia, nunca se propaga en el mundo.

    No juzgo ni condeno a nadie. Tú puedes convertirte en verdugo de tu prójimo si así lo deseas, lo hace mucha gente. También puedes seguir como permanente víctima, sufriendo el abuso de terceras personas, llámense jefe o propietario o gurú espiritual o presidente o rey o secretario general o cualquier cargo que implique el sistema piramidal que asegura este mecanismo que ahoga el alma humana, asfixiando a las personas y su potencial.

    Claro que se puede vivir al margen de El Sistema, pero estás sólo. Yo he estado solo conmigo mismo desde que me emancipé con apenas nueve años. De lo primero que hay que desembarazarse, es de la autoridad de los padres y la familia, además de la tiranía de la tradición.

    Hay que atender la vibración interna, en vez de los pensamientos agitados promovidos desde la agresión mediática y la publicidad. Hay que alejarse de lo absurdo de los prejuicios y los estereotipos, abandonando toda conducta y actitud que no tenga que ver con la autenticidad. Hay que bombear la sangre de manera dinámica y creativa para romper con la rutina y la costumbre que marca la inercia cotidiana. Hay que aplicar la voluntad consciente, para que el día a día, nunca se te coma la vida plena y legitima. Hay que evitar el sin fin de trivialidades insulsas y artificiales que nos gobiernan, y comenzar a preguntarnos ¿para qué hago lo que hago?…

    Claro que no todas las personas disponen de esta honestidad y coraje. Es más fácil y cómodo someterse, aceptando las migajas. Resignarse. Pero si hay un destello de rebelión y un anhelo de revolución, desde la sala coach ponemos a disposición de quien lo necesite, apoyo y orientación. No como maestro, si no como amigo que facilita ayuda para cruzar de una orilla a otra con la barca del ejemplo. Existe otra manera de ser y estar en el mundo. Existe una versión mejorada de nuestra civilización. Existe un desafío interesante… si todos los “solitarios” vibramos en la misma frecuencia, si actuamos diferente… ¡unidos! Creando juntos la Sociedad Mejorada.

    El Sistema debilita a los ciudadanos a través de las instituciones y el mecanismo económico tradicional. El dinero clásico es la trampa para conservar la esclavitud de los ciudadanos. Por el contrario, SoulAnarchyCoin, es el empoderamiento de las personas, frente a una vida miserable sin otra opción que no sea la de Soldados de El Sistema… ya sean rasos y de perfil bajo o generales de división con capacidad para apretar el botón.

    La población mundial dispone de una mejor oportunidad con SoulAnarchyCoin, pues su resultado es la libertad de la cárcel, pero esta alternativa, sólo puede llevarse a cabo desde la unión de la ciudadanía. Y qué pasa… que la mayoría de la población del planeta desconoce LA ANARQUÍA DEL ALMA y, sobretodo, no siente en la necesidad de “otra versión de civilización” y, como tampoco la desean, enredados en la telaraña de lo material, los objetos, las posesiones, el acumular cosas, pues Método ENERGYS sigue sin terminar de despegar.

    Si alguien te ataca, es legítimo defenderse. El Sistema lo hace a diario, desde la cuna a la tumba, en esta granja planetaria que existe para explotar a los seres vivos, por igual a los animales que a los humanos, aunque tengan la condición de ciudadanos. ¿Por qué seguir aguantando agresiones?

    Por favor, dime, tú tienes una respuesta que me ayude a comprender… pues yo tengo muy claro que en cada hombre y mujer habita una luz potente que es energía vital capaz de crear eventos fantásticos que desvanecen el túnel y configuran maravillosos escenarios…

    El contenido de esta carta abierta es mi conclusión, y, ahora, viene a continuación mi reflexión en voz alta…

    Si yo me pregunto, ¿por qué buscar la libertad?… La verdad, no tengo que esperar unos minutos para afirmar: por dignidad, de lo contrario, la vida no merece ser vivida. Si no dotamos de propósito a nuestra jornada y de significado a nuestra existencia humana, ¿para qué vivir y salir a la calle?

    Si ser un verdugo o una víctima, es suficiente para ti. Si tirar de los hilos o ser atosigado y zarandeado y pisoteado, lo único que te provoca es cruzarte de brazos y mirar hacia otro lado, permitiendo que a tus hijos y tus nietos caigan en la misma trampa y les suceda lo mismo que a ti… entonces, el destino de la raza humana ha llegado a su fin.

    Sin embargo, confío en que estas palabras contribuyan a tomar consciencia y resolver lo siguiente: la verdad no te hace libre… te hace ver la realidad de cómo funciona el mundo. Lo que te hace libre de verdad, es la voluntad consciente, es el aplicar tus dones naturales y tus talentos particulares en favor de la comunidad. Cuando hay ayuda recíproca y apoyo mutuo, el bienestar general es una realidad. Esto es Moneda Social Digital Planetaria ENERGYS, un dispositivo que dispara amor. Y es amor lo que en primera instancia requiere nuestra forma de vida actual, ¿sí? ¿Estás de acuerdo?…